Nivel técnico del artículo

En la intersección de la tecnología y la sociedad, el diseño participativo y centrado en el usuario se muestra como elemento clave de la innovación responsable y eficaz. A medida que nos adentramos en la era digital, la creación de proyectos tecnológicos que no solo sean avanzados, sino también transferibles y relevantes para la sociedad, se ha vuelto una prioridad ineludible. La investigación y el desarrollo en el ámbito tecnológico, a menudo marcados por un entusiasmo ferviente por el progreso, se enfrentan al desafío de asegurar que sus frutos no terminen relegados al olvido en un cajón. Este compromiso con la aplicabilidad y el impacto social de la tecnología es especialmente crítico cuando consideramos el ámbito de la salud mental.

La Importancia del Diseño Centrado en el Usuario en la Salud Mental

La salud mental, un campo intrincadamente complejo y multifacético, demanda un enfoque holístico que considere las numerosas perspectivas y necesidades de todos los involucrados. Desde pacientes hasta profesionales de la salud, investigadores y familiares, los stakeholders en el desarrollo de soluciones tecnológicas para la salud mental son variados y sus voces, esenciales. Por ello, el diseño participativo y centrado en el usuario no solo es clave, sino indispensable para el éxito de estos proyectos. Al involucrar activamente a todos los actores relevantes desde las fases iniciales de desarrollo, se garantiza que las soluciones tecnológicas no solo sean innovadoras, sino también accesibles, comprensibles y, sobre todo, efectivas para aquellos a quienes se destinan.

En ITI, desde el inicio de proyectos como ARCADIA2, la colaboración ha sido la piedra angular de nuestro enfoque. Hemos contado con la participación activa de profesionales de la salud mental, quienes han jugado un papel crucial en el desarrollo conceptual de nuestras experiencias gamificadas terapéuticas. A través de diferentes sesiones de co-diseño, estos expertos han aportado su conocimiento especializado, asegurando que nuestras soluciones no solo sean innovadoras, sino también fundamentadas en principios terapéuticos sólidos y adaptadas a las necesidades reales de los usuarios finales.

Al integrar a profesionales de la salud mental en el proceso de diseño desde las fases iniciales, buscamos superar la brecha entre la tecnología emergente y las aplicaciones prácticas en el campo de la salud mental. Este enfoque colaborativo asegura que las experiencias gamificadas de ARCADIA2 no solo capturen la atención de los usuarios, sino que también ofrezcan beneficios terapéuticos reales, promoviendo el bienestar y apoyando la recuperación y el manejo de condiciones de salud mental.

Ilustración 1. Los procesos de co-diseño nos permiten entender las necesidades e inquietudes de los potenciales usuarios finales desde un punto muy temprano del proceso de desarrollo de la solución tecnológica.

Incorporación de Interfaces Hápticas y Tangibles

Dentro del proyecto ARCADIA2, un aspecto que hemos priorizado en el proceso de co-diseño con profesionales de la salud mental es la incorporación de interfaces hápticas y tangibles. Este enfoque no es casual, sino una decisión estratégica basada en la comprensión de que la interacción física con la tecnología puede profundizar significativamente la inmersión y potenciar el impacto terapéutico de nuestras experiencias gamificadas.

Las interfaces hápticas y tangibles, que permiten a los usuarios recibir feedback físico de sus interacciones digitales y manipular objetos virtuales como si fueran reales, juegan un papel crucial en el contexto de la Realidad Mixta y la salud mental. Al ofrecer una capa adicional de interacción, estas interfaces facilitan una experiencia más rica y envolvente, lo que es especialmente relevante en tratamientos y terapias donde la conexión emocional y el compromiso del usuario son fundamentales para el éxito terapéutico.

Además, el uso de interfaces hápticas y tangibles en ARCADIA2 permite personalizar las experiencias terapéuticas para adaptarlas a las necesidades y capacidades de cada usuario. Esta personalización no solo hace que las actividades sean más accesibles para una gama más amplia de usuarios, sino que también aumenta la eficacia de las intervenciones, al ajustar la dificultad y los estímulos sensoriales a lo que es más beneficioso para el individuo.

Ilustración 2. Las tecnologías tangibles y hápticas nos permiten recrear sensaciones más parecidas a la realidad.

Testeo y Evaluación: Claves para la Accesibilidad y Consumo Universal

A medida que los proyectos de investigación avanzan desde la conceptualización hacia la fase prototípica, emerge un aspecto crítico en el proceso de desarrollo: el testeo y la evaluación. Esta etapa es fundamental, no solo para asegurar la calidad y la eficacia de las intervenciones, sino también para garantizar que las soluciones sean accesibles, inclusivas y adaptadas a las necesidades de un espectro diverso de usuarios.

La evaluación de estas experiencias terapéuticas va más allá de la simple verificación técnica; se trata de un proceso exhaustivo que busca detectar y corregir posibles fallos de diseño y usabilidad en una etapa temprana. Este proceso iterativo permite realizar ajustes basados en feedback real, garantizando que las experiencias no solo cumplan con los objetivos propuestos, sino que también ofrezcan una interacción fluida y agradable para el usuario. La importancia de involucrar a usuarios finales en las pruebas no puede subestimarse. Por ejemplo, durante la pasada anualidad, en el proyecto ARCADIA se realizaron evaluaciones de la plataforma de actividades terapéuticas gamificadas en realidad mixta con terapeutas y pacientes de salud mental. Estas evaluaciones se centraron en validar la usabilidad, experiencia de usuario, potencial terapéutico y motivación generada. Los resultados del proceso de diseño, desarrollo y evaluación se han publicado recientemente en la prestigiosa conferencia internacional CHI 2024 que se celebra el próximo mes de mayo.

Al testear con una amplia gama de perfiles, incluyendo aquellos con diferentes necesidades y capacidades, aseguramos que nuestras experiencias sean verdaderamente inclusivas. Este enfoque centrado en el usuario no solo revela valiosas perspectivas sobre la usabilidad y accesibilidad de las aplicaciones, sino que también proporciona una comprensión más profunda de cómo las experiencias pueden ser percibidas y vividas por diferentes personas.

Ilustración 3. La evaluación de la tecnología prototipo con usuarios finales nos permite (detectar problemas de usabilidad y) comprobar su eficacia en entornos reales.

Ilustración 3.  La evaluación de la tecnología prototipo con usuarios finales nos permite (detectar problemas de usabilidad y) comprobar su eficacia en entornos reales.

Conclusión

En conclusión, ARCADIA2 representa un esfuerzo colaborativo y cuidadosamente diseñado hacia el avance de las tecnologías inmersivas en el campo de la salud mental. A través de nuestro enfoque participativo, hemos buscado integrar interfaces hápticas y tangibles para crear experiencias terapéuticas más intuitivas y efectivas. Este proceso no solo se ha centrado en la innovación técnica, sino también en la adaptación a las necesidades reales de los usuarios, asegurando que nuestras soluciones sean accesibles y relevantes. La fase de testeo y evaluación es crucial en este camino, permitiéndonos refinar continuamente nuestras propuestas y esperamos que, como resultado, ARCADIA2 contribuya significativamente al uso de tecnologías inmersivas en la salud mental de manera que sea verdaderamente beneficiosa y transferible a la sociedad. Nuestro proyecto busca no solo innovar, sino también inspirar y guiar el desarrollo futuro de soluciones tecnológicas en el ámbito del bienestar mental, enfatizando siempre la importancia de un diseño centrado en el usuario e inclusivo.

Autor
Samuel Navas | Investigador Senior en ITI