Innovación, Servicios Tecnológicos

Durante años se ha asumido y promulgado la idea de que es importante almacenar enormes cantidades de datos, todos los que fueran posibles y unos pocos más si es necesario. Estos datos, después, se analizaban, procesaban y utilizaban para entrenar modelos que nos permitieran, no sólo entender como había evolucionado nuestro activo en los últimos tiempos, sino también entender hacia dónde iba y hacer predicciones o incluso establecer relaciones de causalidad con otros aspectos que no hubiéramos advertido antes. Como aclaración, hay que decir que hablamos de activo porque esto aplica tanto a las ventas de un negocio, al funcionamiento de una máquina cuando fabrica unos componentes, o a la aceptación de un político cuando hace unas u otras acciones.

Sin embargo, aunque los datos son la joya de la corona, acumular por acumular no es garantía de éxito. Hay dos aspectos clave que durante mucho tiempo no han gozado de su sitio en el escaparate, siendo relegados al rincón oscuro de nuestra joyería. Hablamos de la calidad y de la gobernanza del dato.

Jordi Arjona - ITI
Jordi Arjona
 | Coordinador del grupo de Sistemas Distribuidos (SiDi) de ITI

Nivel técnico del artículo

Big Data, Inteligencia artificial

Santiago Gálvez Setier - ITI
Santiago Gálvez Settier
 | Project Manager, Área de Gestión de Proyectos de I+D de ITI

Nivel técnico del artículo